MEDITACION
 

Poder cuando más lo necesitas
Enero 25, 2010

“Y me ha dicho: Bástate mi gracia; porque mi poder se perfecciona en la debilidad. Por tanto, de buena gana me gloriaré más bien en mis debilidades, para que repose sobre mí el poder de Cristo.” – II Corintios 12:9

 

oder: g1411 - dúnamis; de 1410; fuerza (lit. o fig.); espec. poder milagroso (por lo general por impl. un milagro en sí mismo):—eficacia, fuerza, impetuoso, maravilla, milagro, capacidad, dar, poder, poderosamente, potencia, potestad.

¿Estas interesado en tu habilidad o en las habilidad de Dios? Ese es el pensamiento aquí. Dios le esta diciendo a Pablo que Él es capaz. La palabra que Pablo usó aquí es la raíz para la palabra dinámico, y siempre esta asociada con la idea de ser capaz de llevar a cabo algo.

Simplemente piensa en la manera al revés que Dios se revela a Sí mismo en este mundo. Dios dice que Su habilidad es revelada en nuestra inhabilidad. Dios toma la oportunidad para demostrarse en lo que yo no puedo hacer. Es más, la Biblia nos enseña que cuando actuamos en nuestro poder, Dios se retira pero cuando estamos sin esperanza e incapacitado, Dios se revela.

¿Por qué Dios se comporta de esta manera? ¿Por qué no derrama Su poder agregándola a nuestra fortaleza? La respuesta tiene que ver con Su Gloria. Dios conoce nuestra profunda tendencia para tomar el crédito. Y Dios no comparte Su Gloria. Así que Él escoge no actuar cuando nos creemos fuertes y estamos en control.

Él no demuestra Su poder cuando pensamos que todo lo que necesitamos es un pequeño empuje de parte de Dios. Dios no ayuda a aquellos que se ayudan a sí mismos. Él ayuda aquellos que vienen a Él pobres y menesterosos. Esta era la posición que David continuamente se presentaba. “Este pobre clamó, y le oyó Jehová, Y lo libró de todas sus angustias” (Salmo 34:6). “El levanta del polvo al pobre, Y al menesteroso alza del muladar” (Salmo 113:7).

Esto es lo al revés del reino: Dios da Su Reino a los que no tienen fuerzas, a los que están en bancarrota espiritual. “Bienaventurados los pobres en espíritu, porque de ellos es el reino de los cielos” (Mateo 5:3).

Servimos al Dios de los don nadie. Cuando yo aprendo a ser nada, entonces Dios me hace en algo glorioso. Mi camino es el camino de los humildes, los que tienen deficiencia del yo. Satanás dijo, “Yo subiré”, más Jesús dijo, “Yo bajare”. Dios llena el vaso vació no el que esta medio lleno.

 

¿Cómo la debilidad te puede llevar a alcanzar metas sorprendentes?

Por tanto, de buena gana me gloriaré más bien en mis debilidades, para que repose sobre mí el poder de Cristo.” – II Corintios 12:9

Gloriarse: g2744 - kaujáomai; de una base (obs.) semejante a la de aujéo (jactarse, fanfarronear) y 2172 jactarse, hacer alarde de (en buen o mal sentido);:—gloriarse, jactarse.

Es tu hora más esperada. Estas casi para ser presentado a la audiencia como el orador. La multitud esta allí para celebrar tu vida. El maestro de ceremonia toma el micrófono y comienza hablar, “Damas y caballeros, el orador de esta noche viene con las credenciales más increíbles. Permítanme mencionarles algunas: La persona frente a ustedes no puede hacer nada sin ayuda. Él tiene lucha con el orgullo y la arrogancia. Tiene grietas en su carácter que necesitan trabajo aún. Él ha fallado una y otra vez en muchas áreas de su vida, particularmente en agradar a Dios. En verdad, este hombre que hoy vamos a honrar es un buen ejemplo de cada una de nuestras debilidades, y eso es lo que hemos venido a celebrar.”

Nunca escuchamos este tipo de presentación en las reuniones importantes. Más bien les llaman estrellas o celebridades. Y no les tengo que decir por qué. Todos sabemos que queremos esconder nuestras debilidades, fallas y temores.

Pero la perspectiva bíblica es al revés de lo que las personas perciben y aprecian. Dios no celebra los logros humanos sino sus fallas. Dios es atraído a la debilidad. Él se revela con poder y salvación cuando yo he llegado al final de mi cuerda, a mi callejón sin salida.

La Biblia no es la historia de Dios ayudando a nuestro potencial, sino que es la historia de Dios usándonos a pesar de nuestras fallas.

El paradigma de este mundo es el poder de las estrellas. Nos volcamos en masas para adorar a los exitosos, a los influenciadores, a los poderosos. Tratamos de estimular nuestra vida con el ejemplo de ellos. Deseamos el éxito de ellos, sus habilidades y bellezas. No importa si estamos en un ambiente cristiano o secular. Todos queremos ser como la estrella. Queremos la admiración. Anhelamos ser el centro.

Pero Dios pone la mesa al revés. La única estrella digna de celebración y exaltación es Jesús: El hombre que fue rechazado, humillado, traicionado, abandonado, despreciado, odiado y asesinado. El hombre que enseñó que el camino a la grandeza era hacerse siervo (esclavo), que el servicio a los otros era todo lo que contaba, que la santidad era el único tesoro valioso para alcanzar, y que la obediencia era el único camino a la paz.

¿Por qué tengo que gloriarme – kaujáomai - de mis fallas?
Porque cuando soy débil, soy como tú. Cuando me duelo, tú y yo somos lo mismo. Cuando soy avergonzado, nos conectamos. Cuando no soy capaz, estoy en armonía contigo. El dolor y la debilidad es el denominador común de nuestras vidas. Y la Gracia de Dios es el factor multiplicador. Pablo entendio esto y por ello se gloriaba en sus debilidades, entonces la Gracia de Dios se multiplicaba en gran manera e su vida.

Si estuviéramos en una cena, ¿qué tipo de presentación quisieras que dieran de ti?

¿Cómo maximizar nuestras debilidades?
Si mis debilidades es el elemento necesario para recibir la Gracia de Dios, entonces, ¿cómo maximizo mis debilidades? Pablo nos responde esto:

Por tanto, de buena gana me gloriaré más bien en mis debilidades, para que repose sobre mí el poder de Cristo.” – II Corintios 12:9

De buena gana: g2236 -  jédista; neut. plur. de un superlativo de lo mismo que 2234; con gran placer:—mayor placer, buena gana.

 ¿Cómo te sientes de tus debilidades? ¿Las miras de buena gana, con gran placer o las tratas de esconder? ¿Evitas hablar de tus fallas y defectos? ¿Presentas una imagen irreprensible?

Bueno, Pablo usa una palabra acerca de sus debilidades que nos sorprendería. La palabra griega es Jédista y se usa para comer o beber con gran placer. La manera que Pablo miraba a sus debilidades puede ser traducida como “con gran entusiasmo” o “con mucho agrado”. Él describe sus debilidades como nosotros describiésemos una comida de etiqueta servida con el estilo más fino. Esto si que esta al revés con el mundo.

¿Por qué él tenía buena gana y sumo placer en sus debilidades?
La razón es muy simple: Donde nosotros tengamos la mayor necesidad, Dios se revela con la mayor provisión. Pablo miraba al menú de su vida, y podía ver que Dios lo había invitado a cenar en la mesa del Rey. Solamente los que ven sus debilidades con gran celebración pueden cenar allí.

Pero muchos resisten a Dios, diciéndole que tienen que despojarse de esta grieta, y quitarse aquella falla. Pero Dios nos dice, “Eso es exactamente lo que necesito de ingrediente para preparar una Gran Cena y muchos comerán. Simplemente gózate en extremo que las tienes y toma asiento en mi festín.”

Dios tomó hombres con grandes grietas como Abraham, Moisés, David, etc, y los usó para Su Gloria. No se trataba de los grandes hombres de Dios, sino el Dios grande de estos hombres pequeños. “Mirad a Abraham vuestro padre, y a Sara que os dio a luz; porque cuando no era más que uno solo lo llamé, y lo bendije y lo multipliqué.  Ciertamente consolará Jehová a Sion; consolará todas sus soledades, y cambiará su desierto en paraíso, y su soledad en huerto de Jehová; se hallará en ella alegría y gozo, alabanza y voces de canto” (Isaías 51:2-3).

Nosotros pensamos que tenemos que traer a Dios lo mejor de nosotros, e intentamos despojarnos de aquellas cosas que nos estorban, y cuando nos percatamos que no podemos nos frustramos. Y Dios simplemente nos sonríe esperándonos al final de nuestros esfuerzos. El festín que Él quiere preparar necesita los ingredientes que justamente ahora tenemos.

Yo me puedo gozar de buena gana de mis debilidades solamente cuando comprendo que mis debilidades es la sustancia que Dios usa para proclamar las maravillas de Jesús. Es a través de mis fallas, mis errores, mis luchas en que Jesús es glorificado, porque el Padre toma lo desechado del mundo y hace gloria de ello.

¿Cómo vez tus debilidades? ¿Son algo que le das a Dios con gran entusiasmo?

 

¿Por qué la Gracia de Dios es suficiente? La razón te sorprendería.

Gracia: g5485. járis; de 5463; gracia (como gratificante), de manera o acción (la influencia divina sobre el corazón, y su reflejo en la vida; incl. gratitud):—merecer aprobación, aprobar, congraciarte, donativo, favor, gozo, gracia, gratitud, mérito.

¿Por qué escribiría Pablo que la gracia de Dios es más que suficiente? ¿No tenemos que pagar nuestros gastos todavía, cortar el césped, y hacer todo aquello que millones hacen? ¿De qué vale la Gracia si no podemos ponerla en el banco?

Usualmente pensamos que la gracia es algo místico, espiritual, algo mágico que quita el pecado y que nos da el cielo. Es bueno estar seguro que vamos al cielo cuando muramos, pero mientras llegamos allí que de nuestra vida ahora. Ni siquiera puedo poner en el banco mi seguridad de que voy al cielo.

Cuando Dios declaró que Su gracia era suficiente, ¿qué tenía Él en mente? La palabra griega para gracia, járis, nos ayuda a entender. De ella viene la palabra caridad, donativo, un favor. Y esto pinta un mejor entendimiento porque nosotros siempre estamos en necesidad del favor de Dios. Siempre necesitamos su donativo. Somos un caso de caridad.

No nos gusta vernos así porque ofende nuestro orgullo. Pero nuestras necesidades son tan grandes que no podemos proveernos por nosotros mismos. Y Dios nos dice que Su caridad (poder en acción) es completamente suficiente para ayudarnos. Dios es más que suficiente. Sus recursos no son limitados. Su Gracia significa Su favor sin expectativas de retorno. Es la absoluta expresión de Su bondad.

No es sorprendente que la raíz para regocijarse es járis. Imagínate como cambiaría la perspectiva de tu vida a un continuo regocijo si sabes vivir bajo el continuo favor de Dios, cuando te das cuenta que eres designado y escogido para disfrutar el Poder de Dios.

La Gracia de Dios es más que suficiente para todas mis necesidades, pero cuando yo me quejo de la manera en que Dios esta llevando mi vida, en realidad le estoy diciendo que me borre de su lista de la Gracia. Es como decirle a Dios, “Yo soy suficiente sin ti. Yo voy a vivir mi propia vida.”

Pero Su Gracia es más que suficiente para TODAS mis necesidades y por ello de buena gana me glorió en mis debilidades, porque cuando soy débil, entonces Su poder se perfecciona en mí. Alabado sea Dios por Sus caminos al revés.

                                      En Su Gracia …
                                                                                 Dr. Johel LaFaurie  
   

Regresar a Meditaciones_ Regresar a Meditaciones ________________________________________________ Volver Arriba_ Regresar Arriba